Autor Tema: La senda natural del cultivo - Masanobu Fukuoka  (Leído 83 veces)

Desconectado Gixane

  • Miembro veterano
  • *****
  • Mensajes: 413
  • Karma: 0
    • Ver Perfil
La senda natural del cultivo - Masanobu Fukuoka
« en: Julio 22, 2020, 07:26:09 pm »
Yo lo he leído muy a gusto.  Trata sobre el cultivo de arroz, especialmente, y cebada en Japón.  Aparte, tiene mucho más conocimiento interesante. Es, era, un hombre abierto, con un punto filosófico importante, muy ancestral digamos. 

* Filosóficamente hablando, el Hombre es el único ser que no comprende el verdadero estado de la Naturaleza. Discrimina y selecciona cosas en términos relativos, confundiendo su mundo fenomenológico con el mundo natural verdadero. Ve la mañana como el comienzo de un nuevo día; toma la germinación como el inicio de la vida de una planta y el marchitamiento como el final. Pero esto no es más que un juicio, sesgado, por su parte.

* El hongo matsutake vive en simbiosis con las raíces de los pinos rojos.  La pérdida del pequeño matsutake otoñal significa algo más que la desaparición de un hongo; es una solemne advertencia de que algo está mal en el mundo de los microbios del suelo.

* La paja atrae a multitud de moscas y otros insectos pequeños que depositan allí huevos a partir de los cuales emergen enseguida gusanos y otras larvas. No obstante, antes de que esto ocurra, los agentes de la roya del arroz, de las manchas de las hojas y de la putrefacción, ya presentes en las hojas del arroz, se difunden rápidamente por la paja y los ácaros parásitos de las arañas se arrastran enseguida sobre este crecimiento fúngico. Después, diversos microbios comienzan a proliferar a la vez.  Entre los más comunes se incluyen levaduras, mohos azules, mohos del pan y hongos tricodermos, los cuáles destruyen a los patógenos y comienzan a descomponer la paja.  En este punto aumenta el número y tipo de organismo atraídos por la paja.  Estos organismos incluyen nematodos que se alimentan de hongos, bacterias que atraen a nematodos, ácaros que consumen bacterias, otros ácaros depredadores que consumen a los anteriores y, asimismo, arañas, escarabajos, tijeretas, grillotalpas y babosas.

* El aceite de semilla de colza y el aceite de sésamo reaniman al cuerpo cansado por el sofocante calor del verano.

Gabon eta ongi ibili ;D