Autor Tema: Los colémbolos, un mundo fascinante al alcance de cualquiera.  (Leído 195 veces)

Conectado jose

  • Miembro experto
  • ******
  • Mensajes: 816
  • Karma: 38
    • Ver Perfil
¿Por qué no he abierto éste tema en el subforo de insectos? Porque técnicamente, los Colémbolos no son insectos, sino que pertenecen a otra Clase distinta de Artrópodos, los Entognatos.

Ültimamente parece que los colémbolos están de moda (incluso salió hace unos días un reportaje en Diario de Navarra) Este invierno me he aficionado a sacar fotos de colémbolos a pesar de no tener un buen equipo de macrofotografía. La razón es que, a priori, todos pensamos que son animales tan pequeños que sin disponer de una buena cámara con objetivo macro, no podemos acceder a su mundo. Miden entre menos de medio mm los pequeños a unos 4 mm los mayores.
Lo cierto es que utilizando medios humildes, es posible obtener fotografías de cierto interés para el aficionado. Luego explicaré mi técnica. Hay, además, una serie de razones que los hacen interesantes:

- No son difíciles de encontrar en las orillas de charcas o debajo de cortezas de árboles, piedras, etc, en sitios con algo de humedad. Además se pueden encontrar en pleno invierno, cuando los insectos apenas se encuentran si no es levantando piedras.

- No son especialmente ágiles ni activos, y acercándose con cuidado, sin movimientos bruscos, se dejan fotografiar sin saltar incluso a dos centímetros de distancia.

- No hay demasiadas especies, y muchas de las de cierto tamaño son lo suficientemente características como para, con una foto decente, poder identificarlas. Hoy en día no conozco guías sobre Colémbolos en libro, pero sí buenas páginas web, como por ejemplo éstas tres:

http://aramel.free.fr/INSECTES6-1.shtml
La clásica página francesa que tanto nos ayuda también tiene su sección de colémbolos.

http://www.collembola.org/index.html
Una página muy completa, del experto Frans Janssens, escrita en inglés.

http://www.janvanduinen.nl/collembolaengels_a.html
Otra página en inglés, con fotos de calidad excepcional de los colémbolos del orden Symphypleona.

De los tres Órdenes principales de Colémbolos, no hablaré mucho de los PODUROMORPHA, porque son muy pequeños, acuáticos o semiacuáticos, y difíciles de fotografiar e identificar sin microscopio.
Nos centraremos principalmente en los ENTOMOBRYOMORPHA (colémbolos alargados) y SYMPHYPLEONA ( colémbolos globulares).

ENTOMOBRYOMORPHA: Son medianos o grandes (varios milímetros) y alargados, con forma de puro. Corren con cierta agilidad, pero de vez en cuando se detienen y permiten fotografiarlos. Si nos acercamos demasiado rápido se asustan y saltan. Dos ejemplos:


Isotomurus maculatus. Típico de las orillas de ríos y charcas. Familia Isotomidae.


Seyra domestica. Puede encontrarse tanto en casas (aquí en un lavabo), como en el campo. Familia Entomobryidae.


Entomobrya albocincta. Famlia Entomobryidae.


Tomocerus vulgaris. Los colémbolos de la familia Tomoceridae son los más grandes y por eso quedan bien en las fotos.


Orchesella villosa. Familia Entomobryidae. Muy grande, e inconfundible por su aspecto tan peludo. Se encuentran en setas.

SYMPHYPLEONA: De tamaño medio, desde medio milímetro o menos a unos 2,5 mm. Tienen el cuerpo globular y regordete. No se mueven deprisa y permanecen quietos mucho tiempo, por lo que se les puede fotografiar bien. También saltan si acercamos bruscamente la cámara. Dos ejemplos:


Sminthurus viridis, Symphypleona típico llamado pulga de la alfalfa, porque se alimenta de esa y otras plantas, siendo de los pocos colémbolos que come vegetales vivos. Familia Sminthuridae.


Dicyrtomina saundersi. Los adultos están muy coloreado, y junto con D. ornata, abundan bajo las piedras, cortezas, etc, siempre con cierta humedad. Familia Dicyrtomidae.


Dicyrtoma fusca, creo. Familia Dicyrtomidae.


Sminthurides malmgreni. Familia Sminthurididae. Esta especie tan característica abunda sobre el agua de las orillas de las charcas. Mide menos de medio milímetro, por lo que es difícil de enfocar y está en el límite de lo que podemos fotografiar con éste sistema.


Otro Sminthurides malmgreni que, a su lado, hace que Sminthurus viridis parezca gigante.


Y por último, un representante del tercer Orden de colémbolos: PODUROMORPHA. Son diminutos, menos de medio milímetro, con el cuerpo segmentado, como los gusanos y con patas y antenas muy cortas. Muchos son acuáticos, y hace falta microscopio generalmente para identificarlos a la mayoría. Aunque sale muy pequeño en la foto, (quizá podría haberme acercado más, pero ni lo vi cuando hice la foto), es posible que se trate de Brachystomella parvula.

Estas humildes fotos son lo que yo, y cualquiera que quiera empezar podemos obtener si no tenemos dinero o ganas de invertirlo en costosos equipos de macrofotografía. Os cuento mi técnica para poder fotografiar colémbolos:


Utilizo ésta vieja y humilde cámara compacta, que podemos conseguir de segunda mano por 20 ó 30 euros en cualquier sitio. Es una SONY DSC - W50. La DSCW30 tiene la pantalla un poco más pequeña, pero sirve igual.
¿Por qué éstas cámaras?. Dos razones: una es que mi primera compacta fué la DSC W30, y con ella comencé a hacer fotos de insectos, y cuando envejeció, posteriormente compré muy barata la W50.
Y la otra, que es la que nos interesa, es que la función macro (la florecita en el mando selector de la parte trasera) permite acercarte al animal hasta 20 mm, lo que hace que salga bastante grande en pantalla, y saca fotos en 6 megapixeles, que permite recortar la foto y a la vez que el disparo sea rápido. He probado otras cámaras similares de SONY, OLYMPUS, etc y no me han convencido, bien porque con más megas el disparo es lento, o porque no permiten acercarte tanto al animal y aparece pequeño en la foto.
No dudo que habrá compactas de igual o mejor rendimiento, cada uno puede probar lo que tiene y ver el resultado. Las reflex, sin objetivo macro, yo creo que son totalmente inoperantes para éste menester.


Recomiendo comprar unas gafas de aumento para ver mejor los colémbolos a distancia corta y también el enfoque en la pantalla de la cámara. A más de medio metro hay que quitárselas porque marean. Yo éstas, que tienen 3,5 aumentos (o dioptrías, no sé)  las compré hace poco en una franquicia de moda en Pamplona por 4 euros. Tienen desde 0,5 a 3,5, y me están ayudando mucho a ver las especies más pequeñas a simple vista.

La segunda parte, tan importante como la cámara, es recortar la foto. Yo las recorto para que no ocupen tanto espacio de memoria y para que el animal se vea con el mayor detalle sin tener que ampliarla. En la foto original a 20 mm del colémbolo (más cerca desenfoca), el bicho queda muy pequeño en la imagen.
Yo, como veis, estoy tan desactualizado en informática como en cámaras. Utilizo un viejo ordenador con Windows XP, aunque lógicamente, lo que sea más moderno seguro que funcionará mejor. El programa que uso para recortar y mejorar las fotos es muy básico, "XnView for Windows", y cualquier otro sirve, no hace falta que sea de los buenos como Gimp o Photoshop.

Aquí vemos un trabajo de recorte. Para ahorrar tiempo lo he sacado en fotos de la pantalla del ordenador:


La foto de éste Sminthurus viridis en mi dedo pulgar es de 6 megas ( 2816x2112 pixeles) y acercándome aproximadamente al máximo que permite la cámara (2 cm), sale así en la foto. Para ver el animal lo más grande posible y guardarla y colgarla en la Guía Visual me interesa recortarla a 800x600 pixeles o algo menos.


Con el botón derecho del ratón selecciono el programita de recorte de fotos, XnView for Windows. Me sirve para recortar, dar más luz si está oscura, algo más de nitidez ni está borrosa (no hay milagros), hacer la foto más pequeña pero sin recortarla, etc.


Con el botón izquierdo del ratón pincho alrededor de la foto para recuadrarla como me interese. Lo hago a ojo, por lo que el resultado no suele ser exacto, o sea, 800x600 pixeles, sino algo menos de cada medida. Para mí no tiene mayor importancia.


Al pinchar en el recuadro naranja la foto se recorta a la mediida que la hemos enmarcado antes. La medida definitiva se ve en la parte inferior de la pantalla.


Así es como queda la foto recortada. Aunque recortemos más no se ve el colémbolo más grande, sólo disminuiríamos el fondo.


Para mejorar la imagen podemos escoger las cosas que aparecen en los menús de "Imagen" y "Filtros" y probaremos con ello antes de grabar definitivamente la nueva imagen.

Con éstas herramientas ultrabaratas y éste procedimiento podemos sacar fotos de colémbolos que, aunque son muy elementales comparadas con las profesionales, nos permitirán identificar muchos colémbolos y aumentar nuestra colección de fotos de animales. Eso sí, el ABC de ésta actividad, igual que con las fotos de insectos, aves, etc, es saber que muchas saldrán mal o borrosas, así que hay que sacar muchas fotos de todos los ángulos y distancias posibles, para que darnos sólo con las buenas, que serán minoría. ¿Quién dijo que no se podía?







« Última modificación: Marzo 25, 2018, 04:26:50 pm por jose »

Desconectado AnaA

  • Usuarios con html habilitado
  • Miembro decano
  • *****
  • Mensajes: 1.230
  • Karma: 20
    • Ver Perfil
Re:Los colémbolos, un mundo fascinante al alcance de cualquiera.
« Respuesta #1 en: Marzo 24, 2018, 09:04:19 pm »
Muchísimas gracias Jose, qué buen trabajo y qué generoso! voy a probar a ver qué tal se me da. De momento no he visto ninguno aunque el apunte de buscarlos en zonas con humedad debería haber dado sus frutos, .... mi vista ya no es lo que era  :'( :'(
Mil gracias otra vez, un saludo
Ana

Desconectado Carmen Montoro

  • Junta de Gorosti
  • Miembro decano
  • ***
  • Mensajes: 2.350
  • Karma: 39
    • Ver Perfil
Re:Los colémbolos, un mundo fascinante al alcance de cualquiera.
« Respuesta #2 en: Marzo 24, 2018, 10:30:18 pm »
Ole,ole y olé por Jose.
Es para agradecerte todas estas explicaciones.
Has invertido un montón de tu tiempo para compartirlas y eso es admirable y dice mucho de la clase de persona que eres.
Muchas gracias Jose. Ya te admiraba anteriormente, pero me tienes "ojiplática"  :o desde que empezaste toda esta serie de tan diminutas miniaturas.
Y fíjate me tenías engañada pues, te creía con un extenso "arsenal" de cachivaches, micro y macro objetivos. :)
Cordial saludo y FELIZ PRIMAVERA.
Carmen

 

Conectado jose

  • Miembro experto
  • ******
  • Mensajes: 816
  • Karma: 38
    • Ver Perfil
Re:Los colémbolos, un mundo fascinante al alcance de cualquiera.
« Respuesta #3 en: Marzo 25, 2018, 12:28:36 pm »
Gracias por vuestras respuestas. El equipo sofisticado de fotografía algún día lo tendré: éstas cosas enganchan y siempre se quiere más.

Respecto a lo que comenta Ana, para ver colémbolos hay que buscar un lugar alejado de posibles focos de abonos químicos, pesticidas o herbicidas, ya que son animales que se alimentan de restos orgánicos vegetales en descomposición, esporas de hongos, etc, y por lo tanto, son muy susceptibles a la contaminación. Conviene agacharse mucho y acercarse al suelo o la orilla de una charca, por ejemplo. Yo me pongo ropa vieja y me tumbo en el suelo, y me pongo gafas de aumento, para verlos mejor.
Muchos de los colémbolos que salen en éste reportaje (Isotomurus, Sminthurus, Sminthurides), se pueden ver, para los que vivan cerca de Pamplona, en una charca que se encuentra en la carretera del Valle de Aranguren (NA 2310), entre Ardanaz e Ilundáin. A la altura de una fuente que hay en carretera, sale una pista de gravilla, y a unos 150 metros, junto a una construcción en ruinas, está la charca.
Y un poco más adelante, por la carretera, si nos acercamos al bosque de Ilundain y la reserva de la mariposa Graellsia, por el camino de gravilla podemos mirar debajo de las cortezas de pino húmedas caídas en la acequia lateral, que tiene algo de agua, y veremos algún Dicyrtomina, Dicyrtoma, Tomocerus, etc.

Pero vamos, en cualquier sitio que reúna condiciones de humedad y baja contaminación, o entre las laminillas de las setas, o debajo de las piedras, hay colémbolos.